Conectarse

Recuperar mi contraseña

Temporada
Año 363
Mes VII
Verano
Temas Libres
Pasa el Mouse

Últimos Temas
Últimos temas
» asd
Jue 19 Feb - 7:32 por Dekar di Benevento

» El fin de la guerra [Libre]
Sáb 19 Jul - 13:00 por Basil Argyros

» Reino de Anatolia - Ducado de Anatolia
Sáb 19 Jul - 9:40 por Narrador

» Reino de Sicilia - Ducado de Benevento
Vie 18 Jul - 8:07 por Narrador

» Prueba Basil Argyros
Dom 6 Jul - 14:49 por Narrador

» Solicitud de Cannon
Dom 6 Jul - 13:42 por Narrador

» Giant´s Records
Dom 6 Jul - 13:16 por Boagrius

» Relaciones Dekar di Benevento
Lun 23 Jun - 20:28 por Dekar di Benevento

» Cronología Dekar di Benevento
Lun 23 Jun - 20:27 por Dekar di Benevento

Censo
Nobles
2


Plebeyos
1


Esclavos
2
Pasa el Mouse

Reinos

Anatolia 1/16

Armenia 2/16

Georgia 0/9

Grecia 1/39

Sicilia 1/18

Pasa el Mouse
Nobleza
Dekar di Benevento
Benevento
Basil Argyros
Dorylaion
Nombre Apellido
Región Hacendado
Nombre Apellido
Región Hacendado
Pasa el Mouse

Dios de la Arena
NOMBRE
Pasa el Mouse

Bienvenido
ф ¿Nuevo en el foro? pasa por la Guía de Recién Llegados.

ф Para evitar problemas asegurate de leer las Reglas y los Tutoriales

ф Recuerda que el avatar es de 300x200 y el mínimo son 10 líneas de texto por post, trata de mantener buena ortografía cuando escribas y siempre mantener respeto por los usuarios

ф En el menú de la izquierda podrás encontrar links para las zonas más utilizadas, cualquier duda envíale un pm a los miembros de Staff o pasa por el chatbox.
Noticias
ф Nuevo Evento: Malos Augurios ф Inauguración el 01/07/2014 ф Reinos Abiertos: Anatolia, Armenia, Georgia, Grecia y Sicilia ф
Evento de temporada ф Malos Augurios
Sobre BK
Byzantine Kingdoms es un foro de rol ambientado en la época bizantina-romana cuyos sistemas se basan en el aclamado juego de estrategia Crusader Kings II. Conoce la ambientación y descubre tu lugar dentro del imperio.

El foro tiene sistemas originales para complots, guerras, economía y desarrollo de regiones. Mejorar tu región para volverte una potencia y conquistar a tus vecinos, jugar entre las cortes de los señores ganando su favor o jugando en su contra o bien entrenar para convertirte en el rey del coliseo son tan solo unas de las opciones disponibles en Byzantine Kingdoms.

El fin de la guerra [Libre]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El fin de la guerra [Libre]

Mensaje por Dekar di Benevento el Mar 8 Jul - 12:02

El puerto de Constantinopla estaba lleno de vida esa mañana. Comitivas como la de los Di Benevento llegaban en masa, según los rumores los caminos hacia la capital del imperio bizantino estaban en el mismo estado o incluso peor. Todos los habitantes del imperio migraban hacia ese lugar con un objetivo claro, recibir a la comitiva que traía al nuevo emperador y su ejercito de regreso a casa. Si alguien le hubiese preguntado a Dekar en el momento en que se decidiera comenzar la guerra le habría dicho que era una locura, que el emperador subestimaba al enemigo y que les condenaba a todos. Sin embargo el destino a veces tenía su forma de burlarse de la gente y sus proezas, el imperio había ganado la guerra y con ello conquistado la región de Georgia pero quien incentivara y declarara dicha guerra estaba bajo tierra por culpa de ella. Julian Constantius había muerto sin poder ver la gloría que en teoría debía llevar su nombre, peor aún su ímpetu había condenado a su familia, por culpa de su ambición los Constantius habían perdido pan y pedazo.

El barco venido desde las tierras de Benevento en el reino de Sicilia por fin llego a puerto y la comitiva del conde comenzó a moverse. Esclavos deambulaban de aquí para allá haciendo los preparativos mientras que su señor y comitiva más cercana se preparaba para dejar la embarcación. - Un carruaje estará esperándonos en el puerto. - Dijo el primero de sus consejeros quien se había acercado apenas había dejado su camarote. - Nos llevará hasta el centro de la ciudad donde hemos reservado las mismas dependencias que usara en su anterior visita. - Era un buen hospedaje como se esperaría del centro de la capital de un imperio, estaba cerca del palacio como para ir en minutos si se usaba un carruaje pero no lo suficiente como para estar enclavado en el ajetreo que se daría en el camino principal, pues estaba seguro las celebraciones durarían hasta altas horas de la noche por no decir que de seguro se extenderían por días. - Esta bien. - Sus palabras sonaban poco interesadas, de no haberle conocido por años cualquiera habría interpretado eso como un mal presagio, pero su consejero le había conocido por el tiempo suficiente para saber era tan solo su forma habitual de conversar. - Las hermanas Constantius harán una bienvenida donde recibirán a los señores previa la llegada de los guerreros, os ha mandado una invitación. - Dekar esbozó una tenue sonrisa. - Quizás esperan nadie las eche de su casa si hay varios nobles reunidos, esas niñas debieron dejar el palacio antes, quizas aún tienen la esperanza de aferrarse al titulo de alguna manera. - Su consejero no emitió comentario alguno, acompañándolo en silencio hasta cubierta, la plataforma para que bajasen ya había sido extendida. - Supongo no habrá problema con atender esa generosa invitación, es un espectáculo único en la vida además todavía quedan un par de días para que llegue el nuevo emperador, de seguro será una reunión interesante.


Última edición por Dekar di Benevento el Jue 17 Jul - 10:34, editado 1 vez
avatar
Dekar di Benevento

Fecha de inscripción : 03/06/2014
Mensajes : 26

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El fin de la guerra [Libre]

Mensaje por Basil Argyros el Sáb 12 Jul - 11:12

La región de Dorylaion se encuentra en el ducado de Anatolia en la considerada zona este del imperio bizantino, aunque es sabido esta región suele ser la más conflictiva pues colinda con el imperio persa es correcto decir que el hogar de los Argyros es perfectamente seguro. Aunque se dice esta al este pues el imperio esta dividido algo arbitrariamente por su capital, Anatolia esta tan casi directamente al sur de la capital, solo un poco más al este. Adicionalmente la región de Armenia esta entre ellos y los peligros pudiendo prosperar bajo el alero de Grecia sin mayores problemas. Esta estabilidad de la región siempre ha sido un arma de doble filo, por un lado no dependen directamente de ningún señor del reino principal, solo del emperador, pero por otro lado las familias han tratado de reclamar la corona de Anatolia por mucho tiempo lo que ha llevado a grandes disputas internas, incluso dentro de la misma familia Argyros. Sus ramas controlan varios condados dentro de estas tierras y como en la antigüedad habían sido reyes de Anatolia todos buscan volver a formar la corona. Basil no es la excepción.  Sus derechos se dicen son los principales, no por nada domina el condado que fuese la capital del reino, pero años de disputas habían mermado su herencia al punto de que tan solo poseía uno de los condados, pero estaba dispuesto a hacer todo lo necesario para cambiar ese hecho y por fin se daba una oportunidad como pocas en la vida, cuando un emperador cae siempre hay gran desorganización y descontento, el momento ideal para maquinar estrategias y hacerse con algunas reclamaciones sobre nuevas tierras. Por primera vez tras muchos años el ser rey no era más que un sueño.

Aunque ese era su plan principal había otro que también llamaba su atención y esa era la razón principal del por qué había venido hasta la capital, en años pasados había propuesto al antiguo emperador que sus primogénitos se casaran, Julian Constantius había sido lo suficientemente idiota como para rechazar esa propuesta y emparejar a su hija mayor con el heredero de Atenas, quien dicho sea de paso había muerto también. Parecía los dioses estaban de su lado. Aunque muchos creían que ahora dadas las circunstancias buscaría retomar ese compromiso y asegurar a su hijo la reclamación sobre el imperio la realidad era otra, Basil quería tomar a Sofia para sí mismo habiendo hecho varios preparativos previos para estar disponible. Era un camino bastante largo, no bastaba con ganarse el favor de la joven ni siquiera con hacerla su mujer. Para reclamar el imperio necesitaba poder e influencia, incluso más allá de las que tenía, necesitaba hacerse más fuerte y conseguir alianzas. De seguro no sería el primer noble en pensar eso por o que era imperioso se moviera rápido, razón por la cual había hecho citas en los lugares que de seguro serían más frecuentados por nobles incluso antes de la famosa celebración de las hermanas Constantius. Combates en la arena, desde enfrentamiento a fieras hasta peleas contra esclavos persas que al parecer eran una de las novedades más llamativas, también a varias representaciones teatrales, varias de ellas hablaban de los sucesos de la guerra, nada muy llamativo pero por otro lado el lugar ideal para entablar conversaciones.
avatar
Basil Argyros

Fecha de inscripción : 06/07/2014
Mensajes : 18

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El fin de la guerra [Libre]

Mensaje por Cleon Rendakis el Lun 14 Jul - 7:22

Sabía que la invitación hacia él era una mera formalidad, su rama del linaje había sido quebrada pero aún colgaba del tronco principal les gustara o no a sus familiares. No hablaba de la famosa reunión que se daría donde las princesas del imperio, pues su asistencia a ella o no dependería de la decisión de la señora de Atenas más que la suya sino la reunión de la familia Rendakis. Cleon había acompañado a la regente de Atenas como muchos otros consejeros habían seguido el paso de sus señores, eran épocas difíciles y tener alguien que susurre a tu oído palabras adecuadas podía bien salvar o destruir un linaje. La familia Rendakis era una de las más influyentes, tenían hacendados en varias regiones lo que convertía su reunión familiar en una que bien podría encausar el destino de todo el imperio bizantino hacia una dirección u otra.

Aunque en primera instancia había esperado una suerte de cónclave de tramas y complots no fue nada similar, o quizas no le habían convidado a esa parte. La reunión tenía un tono alegre que solo dejaba sospechas en la cabeza del joven político, sabía era de esperarse, nadie comenzaría a decir sus estratagemas enfrente de cualquiera por muy familiar que fuese, especialmente cuando se había invitado indiscriminadamente a todas las ramas de la familia que habían llegado a la capital por motivo de las festividades. La reunión fue un reencuentro, una forma de afianzar lazos familiares pues ahora se necesitarían más que nunca. Estaba seguro de que a nadie le agradaba verle por ahí sin embargo era sabido tenía voz en los oídos de los Chalkokondyles, cualquiera tuviera algún deseo fuera apartado tendría que contenerse, en esos momentos cualquiera podría ser útil y sabía varios de esos nobles sin titulo estaban ansiosos de instar sus reclamaciones. Un vástago de una rama familiar excluida que tenía contactos era a su vez una oportunidad si se quería maquinar en contra de alguna cabeza familiar o bien un problema si tenías un titulo. mantener a los amigos cerca y a los enemigos aún más cerca siempre había sido una estratagema Rendakis.

Tras la junta familiar su tío Sisinnios Rendakis había decidido invitar a los diferentes nobles que habían llegado a la ciudad a una reunión social, había traído cantores de Venecia para esas fechas y de seguro quería hacer valer su dinero, además que con tanto hacendado en la capital era un gran momento de establecer alianzas, muchos no gustarían de una invitación improvisada, pero por otro lado al final todos los que llegaban a la capital tenían sus propias agendas por lo que dicha reunión era una oportunidad a considerar, además que su tío era uno de los hombres más importantes de la ciudad, antiguo consejero del emperador y había pasado a aconsejar a sus hijas cuando este fallecerá, no era de extrañar tratase de tomar las riendas de esa situación.
avatar
Cleon Rendakis

Fecha de inscripción : 24/06/2014
Mensajes : 9

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El fin de la guerra [Libre]

Mensaje por Dekar di Benevento el Vie 18 Jul - 7:22

Como en toda la ciudad el puerto estaba lleno de gente que celebraba, muchos de ellos estaban ahí solo de curiosos pues se sabía muchos de los señores del imperio llegarían en barco, el navío de los Di Benevento no era particularmente ostentoso, Dekar siempre había preferido una nave que debe transportarle tuviera funcionalidad por sobre estética, no era que no tuviese un diseño elegante pero si lo comparabas con otros navíos era considerablemente más pequeño, prefería maniobrabilidad y velocidad, no necesitaba su navío hiciera la entrada por él, solo le bastaba con que le llevara a buen puerto. Al bajar su cabeza destacaba por sobre su séquito, su altura y prestancia eran suficientes para llamar miradas le gustase o no, algunos hombres se acercaron de seguro a molestarle con formalidades, sus consejeros les interceptaron a tiempo, ellos sabrían discriminar que información era valiosa y cual no por lo que les ignoro de momento y dejo le guiasen hasta la casa que habitaría mientras durasen las festividades.

Algunas veces había considerado el comprar un lugar en la capital sin embargo sus viajes no eran habituales a lo sumo una vez al año por lo que no se justificaba, además que aunque Constantinopla tenía su encanto no se comparaba a su vista de la costa del mar adriático, prefería sin duda pasar su tiempo libre en la apacible localidad de Benevento que en la ajetreada capital, aunque eso no quitaba era bueno tener contactos que le pudiesen arrendar un lugar agradable cuando tuviera la necesidad de viajar. Su única duda era por los acontecimientos venideros, una vez bajaran las festividades comenzarían las disputas que de seguro acabarían siendo guerras entre señores locales e incluso quizas nacería una cruzada por el titulo de emperador, pues el proclamado militar no tenía mucho apoyo fuera de las paredes de la ciudad que ahora le albergaba ¿Sería sabio jurar fidelidad a Jovian Lovainus o debería apoyar a las hermanas Constantius? Su instinto le decía que lo mejor era esperar antes de decantar por uno u otro bando adicionalmente quedarse en estado neutro respecto a ese tema podía ser prudente aunque a la larga no sabía si tan beneficioso. Su única meta segura era instar reclamaciones dentro de Benevento y hacerse de una buena vez con el título de duque, el pensar en el reino de Sicilia bajo su mando no era algo impensado, pero si quería enfrentar al regente del ducado de Sicilia debería hacerse primero con más tierras o en caso contrario, con aliados que le apoyasen.

- Adelante. - Alguien había tocado la puerta de su recamara, de seguro alguno de sus consejeros ya habían ordenado la que sería su agenda, había llegado el momento quienes estaban desplazándose ya por el tablero. - Disculpe le moleste mi señor. - Dekar negó con la cabeza dándole a entender no era una molestia, al contrario, estaba ansioso por saber las novedades. - Tal como habíamos conversado son varios los señores que estan haciendo reuniones previas a la invitación de las princesas. - El señor de oscuro cabello sonrio, hubiese esperado usase el termino algunos no varios. - Cuando el gato no esta los ratones hacen fiesta. - Dijo más para consigo mismo que para con su consejero quien de hecho también sonrio ante el comentario. - Destaca una invitación de la familia Rendakis que hará una reunión hoy en la noche. - Era algo precipitado, lo cierto era que había pensado darse un par de días para recuperarse del viaje, los años después de todo no pasaban en vano, sin embargo los Rendakis eran una familia con bastantes lazos y muy ligadas a la corte de Constantinopla, si quería conseguir aliados no era una mala idea empezar por ellos. - Suena interesante, dame los detalles.
avatar
Dekar di Benevento

Fecha de inscripción : 03/06/2014
Mensajes : 26

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El fin de la guerra [Libre]

Mensaje por Basil Argyros el Sáb 19 Jul - 13:00

Cuando alguien toco su puerta supo de inmediato quien era por la forma en que golpeaba la madera, de una forma insistente y algo irritante ¿había traído a su hijo a la capital? No recordaba la razón pues le había dejado en claro que la invitación de las princesas Costantius no le incluia, probablemente había cedido para que dejara los berrinches por otro lado quizas podía hacer algo de provecho con el inútil de su primogénito. - Pasa Leo. - Basil estaba recostado en un sillón que daba a un gran ventanal con una vista envidiable, Constantinopla era una ciudad imponente, estaba en el estrecho que dividía el mar negro del mediterráneo, un lugar como pocos. El señor de Dorylaion tenía un libro entre sus manos, su mirada no se despego de este aunque hubiese llegado su hijo, estaba clara cuales eran sus prioridades. El muchacho hizo caso omiso a la frialdad de su padre pues ya estaba acostumbrado, su voz irradiaba emoción y entusiasmo. - Padre, os traigo la correspondencia. - El padre estuvo a poco de bajar la mirada de su libro para mirarle de forma despectiva que hubiera dejado en claro le creía un idiota por considerar eso lo suficientemente importante como para interrumpirle, pero sabía lo que estaba sucediendo, su hijo no podría asistir al evento principal pero de seguro quería ir a alguno de los secundarios, por un lado para hacer algo que él estimase ayudara para el futuro de la familia pero más importante, para demostrarle a su padre que podía ser de utilidad y quizas asi ver si le llevaba al gran evento. Era como un perro que trae una vara a su amo y espera un hueso, patético, pero por lo menos algo intentaba, supuso podía ceder un poco despues de todo era útil fomentar esas actitudes en el que sería el futuro de los Argyros.

Hizo su libro a un lado y se sentó adecuadamente, luego extendió la mano para que le pasara los papeles. Empezó a repasar varios sobres con imponentes sellos en cera, afortunadamente no había abierto ninguno, no estaba de ánimos para darle una reprimenda. - ¿Sabes de quien es este sello.? - Dijo extendiendo un sobre para que lo mirase, Leo reconoció el símbolo y respondió. - De la familia Skleros. - Su tono mostraba seguridad, eso era bueno, algo triste considerando es el tipo de pruebas haces con un niño de siete pero supuso era peor se hubiese equivocado. Siguió revisando los sobres hasta que se topo con otro interesante. - ¿Y este?. - Esta vez la respuesta no fue inmediata, parecía dudar e intentaba disimularlo. - ¿Muzaka..?. - Por que los dioses le castigaban con semejante carga. - ¿Es una pregunta o una afirmación?. - Su hijo abrió los ojos y se sonrojo algo. - Afirmación, es de la familia Muzaka. - Dejo el sobre a un lado sin decir había acertado o no, reviso los sobres hasta llegar al último el cual también se lo enseño a su hijo. - ¿A quien pertenece esta carta?. - Nuevamente dio una respuesta segura de sí mismo. - Rendakis, a la familia Rendakis. - Su padre junto esa carta con las otras dos que había apartado. - Bien, esta es la oportunidad que con tanto ahincó viniste a buscar, piensa bien tu respuesta pues si fallas no habrá una segunda y te mandare rumbo a casa de inmediato, no aceptare objeción alguna. ¿Cual de estas tres invitaciones debería aceptar y por qué motivo?
avatar
Basil Argyros

Fecha de inscripción : 06/07/2014
Mensajes : 18

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El fin de la guerra [Libre]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.